Tarjetas de Crédito - Las mejores tarjetas de crédito de Chile


by Fabiola

Solicitar Avance desde Tarjeta

Solicitar avances de dinero desde las tarjetas de crédito bancarias resulta ser más costoso que otras alternativas que ofrece la banca, dependiendo de las condiciones. Las tarjetas no bancarias son la peor opción de financiamiento, junto con lo que ofrecen las casas de prenda y los prestamistas informales.

tarjeta

Cómo evaluar un avance en efectivo:

Todos los bancos ofrecen avances de dinero en efectivo, por un lado a través de las tarjetas de crédito bancarias y por otro, en línea. Evaluar el costo de cada alternativa de dinero instantáneo para cubrir alguna emergencia es clave, por ello a la hora de elegir hay que fijarse en lo siguiente:

El CAE o carga anual equivalente.
El CTC o costo total del crédito, independiente de las tasas y CAE.
– Las tasas de interés anuales.
– Evaluar el costo de pagar con tarjeta de crédito.
– El costo de tomar un crédito de consumo en línea.

Los medios a través de los cuales se toma los avances en efectivo, también afectan a tasa de interés. Por ejemplo, en algunos bancos ofrecen tasas un 50% más bajas de las que se oferta por tomar el avance en línea, sólo por tomarlo a través de call center.

cajero

Avance versus crédito de consumo:

Cuando hay emergencias y se necesita efectivo en el día, otra buena alternativa frente al avance con tarjeta  o en línea, es el crédito de consumo, que ofrece casi siempre  si es que no la mayoría de las veces, un costo mucho menor, dado que tiene menores tasas y CAE.

Los créditos de consumo también se pueden en línea, para disponer de ello en cosa de horas y los pagos se pueden dejar pactados en cuotas. Al igual que pasa con los avances en efectivo, los créditos de consumo pueden llegar a ser menos costos cuando se toman a través del call center.

Dónde pedir dinero:

Cómo decíamos al inicio, las instituciones bancarias  y hasta las cajas de compensación son la mejor opción para pedir dinero, mientras que las casas comerciales que nos ofrecen las típicas tarjetas de multitienda hibridas, resultan ser las alternativas de financiamiento más caras, y eso es lógico, por un lado la multitienda se cobra sus intereses y ésta a su vez debe cubrir los intereses del banco con el cual está asociada y aún cuando éstas multitiendas tengan en algunos casos, su propio banco, no son tan competitivas como las alternativas de financiamiento que oferta un banco.

Lamentablemente para los avances con tarjeta o en línea no se puede acudir a los simuladores de las páginas web de los bancos o multitiendas, dado que se debe ser cliente. En tal caso, si son clientes de dos o tres bancos, siempre deben comparar antes el costo de financiarse y ver la diferencia que hay entre el avance y el crédito de consumo, que también es muy fácil de tomar en línea sin mayores trámites.

Los avances en línea, tienen una ventaja que no tienen  los avances con tarjeta en los cajeros automáticos ni los créditos de consumo, y es que se pueden pagar en una o hasta tres cuotas a precio contado, por lo que en caso de emergencia, cuando se sabe que se contará con el dinero para pagarlo en corto plazo, resulta ser la mejor opción.

Entre las peores alternativas de financiamiento, tienen las casas de prenda y los prestamistas informales, que si bien en casos muy extremos cuando ya no hay otra opción pueden ser considerados, lo mejor es dejarlos para eso, una última instancia.